Menu
Ver

TOP 10

1. Alcázar de Sevilla

El Palacio Real de Sevilla, el lugar donde habitaban y desde donde gobernaban los monarcas. Aunque desde fuera se encuentra amurallado, su interior está lleno de historia y belleza, pues está formado por distintos palacios situados dentro del mismo recinto. Cada uno de ellos está construido por  distintos reyes en distintas épocas, dando lugar a una mezcla de culturas y de estilos artísticos. Su origen es del siglo XI y aún en uso hoy en día, dato que lo convierte en el Palacio Real más antiguo del mundo.

Para disfrutar al máximo tu experiencia en el Alcázar lo mejor es que lo hagas con una visita guiada para no perder detalle. Te encantará:

Visita guiada al Alcázar de Sevilla

2. Catedral de Sevilla

La gran mezquita almohade convertida en catedral cristiana. Una catedral en la que se conservan elementos del islam como su bello patio de los naranjos, antiguo patio de abluciones, o su primitivo alminar, convertido en el símbolo de Sevilla, la Giralda. Situada enfrente del Alcázar, combina también elementos de distintas corrientes artísticas, y su colosal tamaño hacen de ella el tercer templo cristiano más grande del mundo.

De nuevo, disfrutarás mucho más tu visitas si le sacas el máximo partido haciendo una visita guiada:

Visita guiada a la Catedral y Giralda

3. Archivo de Indias

Un edificio renacentista creado para el comercio con las Indias. Con el Alcázar y Catedral forman el conjunto del patrimonio de la UNESCO. Hoy su función nos recuerda a aquella por la que fue concebido: conservar toda la documentación relativa a esos siglos de Castilla en tierras americanas. Merece la pena entrar para contemplar su gran escalera y las estanterías con motivos indianos. Su entrada es gratuita.

Pero este monumento tiene historias apasionantes que contar. Para conocerlo más a fondo que recomiendo que realices su visita guiada:

Visita guiada al Archivo de Indias

4. Plaza de España y Parque de Mª Luisa

La plaza por excelencia de Sevilla. Construida como pabellón de España para la Exposición Iberoamericana de 1929, sus dimensiones espectaculares, su canal navegable y su ubicación dentro del gran parque de Sevilla la convierten en un lugar imprescindible para visitar. Te dejará maravillad@.

5. Torre del Oro

La Torre del Oro le da una personalidad propia al mismo río Guadalquivir. Construida por los almohades como torre defensa de la ciudad, en el pasado la muralla la unía con la Torre de la Plata hasta llegar a los muros del Alcázar. En su interior se encuentra un museo naval, y desde su parte superior se contemplan unas magníficas vistas de la ciudad.

Como especialista en historia de las navegaciones a América, realizo también una visita a su interior, así que si te interesa esa parte de la historia, no te dejará indiferente:

Visita a la torre del oro

6. Casa de Pilatos

El gran palacio de Sevilla después del Alcázar. Su origen es del siglo XV, aunque fue en el siglo siguiente cuando adquirió la belleza que ahora le caracteriza, con los elementos del Renacimientos traídos de Italia pero construido al gusto mudéjar. Actualmente pertenece al linaje de la Casa Medinaceli. Su estilo le ha otorgado el honor de ser el modelo de palacio andaluz.

7. Barrio Santa Cruz

El barrio con más encanto de Sevilla. Concebido como el barrio musulmán cercano al Alcázar, fue luego judería y más tarde barrio cristiano. Recorrerlo significa perderse en un laberinto de calles, de olores y de pintorescos lugares con una historia en cada esquina.

Si quieres conocerlo en profundidad, no te pierdas esta visita guiada, en la que sus rincones cobrarán sentido:

Visita al barrio de santa cruz

8. Triana

El barrio del flamenco y la cerámica. También de la antigua sede de la Inquisición española y hogar de los marineros que cruzaban el océano hacia las Indias. Triana es un barrio con personalidad propia, al que hay que llegar cruzando su famoso puente de Isabel II, más conocido como Puente de Triana. La iglesia de Santa Ana, sus corrales de vecinos, el paseo por el río o los museos que posee lo convierten en una visita obligatoria.

Para apreciar Triana al completo y saberla admirar con otros ojos descubriendo su esencia, tienes esta visita guiada que seguro que te encantará:

Visita al barrio de Triana

9. Iglesia del Salvador

La segunda iglesia más grande de Sevilla está levantada sobre los restos de la antigua mezquita aljama, de la cual aún podemos ver alguna pista si sabemos mirar bien. Es la expresión del barroco tardío sevillano, y su entrada está incluida en la de la Catedral. Tras haber visto su interior, la mejor manera de contemplarla es tomándose una cerveza o un vino en su maravillosa plaza.

10. Universidad de Sevilla

La Universidad se instala en los muros de la antigua Real Fábrica de Tabacos, algo que se intuye en las vallas que la rodean, como si esa actividad aún se desarrollara en su interior. De hecho, son muchos los elementos que nos recuerdan la vida de las famosas cigarreras, como las torres vigía, el antiguo foso, algunos carteles ya en desuso y los relieves de la portada principal. La mítica cigarrera Carmen trabajaba en este edificio.

Estos son los 10 monumentos imprescindibles que no pueden faltar en tu visita a Sevilla. Pero no te pierdas otros muchos que están esperándote a que los descubras.

Fuentes de las imágenes: 38, 61, 6, 26, 11, 48, 75, 15 (sección 2); 25, 36 (sección 3). Portada: Flickr. Girish Gopi

No Comments

    Leave a Reply